About José Luis Loma

http://www.joseluisloma.com/

Posts by José Luis Loma:

Ambliopía

Conocida con el nombre de ojo vago o perezoso. Se trata de una deficiencia visual en la cual un ojo no consigue una buena visión ni con el sistema de corrección óptica adecuado.

Es debido a la privación del estímulo visual o a la mala calidad del mismo.

La causa más frecuente es el estrabismo o un problema refractivo que no se detectó a tiempo.

Para el correcto tratamiento de la ambliopía es fundamental la detección precoz ya que a partir de los ocho años la recuperación es mucho más difícil, aunque no imposible.

Este tratamiento consiste en la utilización de compensación óptica (preferiblemente en lentes de contacto), oclusión, y terapia visual.

Miopía

La miopía es un defecto refractivo por el cual las imágenes se formas antes de llegar a la retina. Esto puede ser debido a una longitud excesiva del globo ocular, o a que las lentes del mismo son demasiado potentes.

El resultado es que los pacientes ven mal los objetos lejanos

Existen diferentes clases de miopía que se clasifican según el momento de su aparición y su magnitud.

La miopía congénita es aquella que está presente en el momento del nacimiento y puede afectar a uno de los ojos o a ambos. Son miopías de gran magnitud ya que oscilan entre 8 y 12 dioptrías y su detección y tratamiento precoz son fundamentales, puesto que si no son corregidas a tiempo pueden producir ambliopía u ojo vago.

El tratamiento más aconsejable en estos casos es el uso precoz de lentes de contacto, ya que existen modelos especialmente diseñados para bebés.

Seguir leyendo

Astigmatismo

El astigmatismo es una disfunción visual físico-óptica que induce error refractivo.

Etimológicamente, la palabra quiere decir: “a» sin y «Estigma» punto (sin punto).

El astigmatismo es una condición refractiva de nuestro sistema visual en la que la focalización se produce en planos distintos. Un miope o un hipermétrope tienen su defecto de refracción por igual, en todos los ejes del ojo, en tanto que un astígmata no, por lo que verá mal tanto de lejos como de cerca.

En las personas con visión normal (emétropes), al igual que ocurre en miopes e hipermétropes, la córnea parece esférica. Sin embargo, en aquellas afectadas por astigmatismo, no sucede lo mismo.

Podemos asimilar las córneas de un astígmata con la forma que posee una pelota de rugby, mientras que cualquier otra, sin astigmatismo, como una de fútbol.

Seguir leyendo

Presbicia

Para enfocar de cerca, el ojo pone en marcha un mecanismo de «acomodación», mediante el cual y por la acción del músculo ciliar, se varía el espesor del cristalino (una lente biconvexa en el interior del ojo), aumentando la potencia del mismo. Esto hace que la imagen de un punto cercano se forme en la retina pudiendo verla con nitidez.

Con el paso del tiempo, el músculo ciliar, como el resto de los del cuerpo humano, va perdiendo elasticidad y haciéndose menos potente. Al mismo tiempo el cristalino se va haciendo menos flexible, por lo que la capacidad para acomodar y, por lo tanto, para ver de cerca, va disminuyendo con la edad.

¿Qué es la presbicia?

De esta forma podemos definir a la presbicia como la condición óptica en la cual, debido a los cambios producidos por la edad, disminuye en forma irreversible el poder de acomodación. La presbicia es, por lo tanto, una condición fisiológica y no patológica.

Seguir leyendo

Hipermetropía

La hipermetropía es un defecto refractivo. En un ojo hipermétrope la imagen se enfoca detrás de la retina.

¿Quiénes se ven afectados con mayor frecuencia?

Ya que la hipermetropía es debida a un ojo más corto de lo normal, generalmente los niños son quienes más presentan hipermetropía. El ojo del niño está en pleno desarrollo, por lo que la falta de foco adecuado puede afectar el desarrollo de la retina, conduciendo a la pérdida de visión irreversible debida a ambliopía. La hipermetropía no corregida también puede producir desviación de los ojos. A medida que el niño crece (y sus ojos) se reduce el grado de hipermetropía. Al llegar a la adolescencia se detiene el crecimiento y si todavía existe algún grado de hipermetropía, seguramente permanecerá así durante toda la vida. La cantidad de adultos hipermétropes es menor que la cantidad de niños con esta condición, pero es en todo caso considerable.

Seguir leyendo

Acomodación y lectura

La acomodación se define como el ajuste de la potencia dióptrica del ojo.

Generalmente, este proceso es involuntario y tiene por objeto ver con claridad los objetos a cualquier distancia. Para poder trabajar con eficacia en las tareas escolares se requiere: un amplio rango de amplitud acomodativa, flexibilidad, precisión y una función de vergencia acomodativa normal. La borrosidad de la imagen en retina por una respuesta acomodativa ineficaz puede afectar a la habilidad lector a o al trabajo de cerca entre niños de edad escolar. Teniendo en cuenta que el sistema acomodativo juega un papel importante en el proceso de aprendizaje, una deficiencia en la función acomodativa dificulta innecesariamente la tarea de la lectura y el desarrollo de las tareas del niño/a en la escuela.

La función acomodativa generalmente ha recibido menos atención que la función binocular y la motilidad ocular en niños con problemas de lectura. Incluso aunque el niño muestre síntomas subjetivos cuando lee, la acomodación no es la función principal que se evalúa en el examen optométrico. Se ha mostrado una correlación significativa entre problemas de lectura y baja amplitud de acomodación y flexibilidad acomodativa.

Como la amplitud de acomodación se asume que es alta en la edad joven (en los niños), con frecuencia

no se examina.

La relación entre función acomodativa y lectura sigue siendo una incógnita hoy en día. La mayor parte de los autores que tratan esta relación la han estudiado en niños sin describir su nivel lector o niños con dislexia. Sin embargo, ninguna investigación ha proporcionado valores medios de la función acomodativa en niños no clínicos con problemas de lectura y sin dislexia.

Problemas de aprendizaje

Cuando un niño va mal en el colegio, se distrae con frecuencia, o no es capaz de mantener la atención el tiempo necesario para seguir el ritmo de la clase, decimos que es demasiado inquieto, o incluso hiperactivo.

En otras ocasiones los problemas para leer, comprender lo que se ha leído o incluso escribir con la precisión que corresponde a su edad nos lleva a decir que el niño padece dislexia.

3 de cada 4 niños con problemas de rendimiento escolar tienen problemas de visión.

Pero no siempre estos diagnósticos son los correctos. No olvidemos que el trabajo de la lectura depende en un 100% de la visión. Y en general el 80% del trabajo desarrollado en las aulas depende de este mismo sentido.

Un problema refractivo, de motilidad o de visión binocular puede dar al traste con el mejor de los estudiantes.

La Hipermetropía del Bebé

Cuando nace el bebé la característica principal es la inestabilidad en la maduración de sus estructuras.

Los músculos oculares se desarrollan principalmente después del nacimiento, y su crecimiento y maduración se prolongan hasta los seis años de vida.

Seguir leyendo